martes, 30 de noviembre de 2010

Crecimiento natural:

Crecimiento natural:
Es la variación -aumento o disminución- del número de personas que  componen una población durante un período determinado, como resultado del balance entre nacimientos y defunciones. Es positivo cuando los nacimientos superan a las defunciones, cero, cuando ambas variables se equilibran y negativo, cuando las defunciones rebasan a los nacimientos.
España presenta actualmente cifras cercanas al crecimiento cero, y en algunos casos negativas, por el envejecimiento de la población unido al aumento de la esperanza de
vida.

El crecimiento espectacular de la población (4.677.597 personas) en los últimos 10 años ha sido debido, en su mayoría, a la inmigración que ha aportado una fundamental inyección sin la cual estaríamos en “crecimiento poblacional 0”.

El crecimiento natural de la población (nacimientos menos defunciones), por el contrario, ha sido de solo el 8,5% (396.426) del crecimiento poblacional total, siendo asimismo debido a la inmigración.
Hay, incluso, 6 Comunidades Autónomas con crecimiento natural negativo (Galicia, Castilla y León, Asturias, Aragón, Extremadura y Cantabria).